Noticias Zumpango Anteriores

Inauguran cuatro plantas de bombeo para evitar inundaciones en el DF y EdoMéx.

Ecatepec, Estado de México
Martes 26 de Febrero de 2008.

Al poner en funcionamiento cuatro plantas de bombeo de aguas residuales que incrementarán la capacidad de desalojo, evitarán inundaciones y permitirán dar mantenimiento al Emisor Central del Sistema de Drenaje Profundo, el gobernador Enrique Peña Nieto hizo un llamado a los gobiernos del Distrito Federal y de la República para trabajar de manera conjunta en un plan rector en materia hidráulica para la Zona Metropolitana del Valle de México.

En un acto que “acreditó la voluntad y disposición que se tiene para seguir trabajando en bien de esta gran metrópoli”, el Ejecutivo estatal, junto con el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, y el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, inauguraron las plantas de bombeo Gran Canal Km. 11+600, Canal de Sales, Casa Colorada y Vaso del Cristo, en los municipios de Tlalnepantla, Atenco y Ecatepec, que requirieron una inversión de 651 millones de pesos.

El gobernador Peña Nieto dijo que “es un gran primer paso que se está dando para atender este problema”, pero que también es un compromiso para garantizar en el presente y a futuro, tanto el tratamiento de las aguas que aquí se generan, como el suministro suficiente de agua a la población que viva en esta gran metrópoli.

En consecuencia, reiteró su llamado y comprometió la voluntad del gobierno mexiquense para que de manera conjunta se pueda definir un plan de acción, un plan rector de trabajo, “que nos comprometa a las distintas autoridades para definir el rumbo que deberemos llevar los gobiernos para atender este tema fundamental que es el del agua y su tratamiento, ahora en el presente y, por supuesto, hacia el futuro”.

Peña Nieto explicó que las plantas de bombeo van a permitir hacer una revisión del Emisor Central pues se estará desviando el agua a otros cauces para poder dar mantenimiento al Drenaje Profundo, ya que éstas tendrán una capacidad total de desalojo de 55 metros cúbicos por segundo.

Dijo que esta problemática no distingue fronteras y que eso debe ser suficiente “para comprometernos a todas las autoridades para que sin distingo de orígenes partidarios, sin distingo de visiones partidistas o particulares, podamos trabajar en la atención que este asunto merece”.

El gobernador mexiquense afirmó que “con estas obras que hoy se están entregando solamente hay un ganador: la gente de esta metrópoli. Ellos son los ganadores de estas obras y a quienes expresamos nuestro compromiso desde el Gobierno del Estado de México para seguir trabajando y garantizar suministro suficiente de agua y tratamiento suficiente a las aguas que aquí se generen”.

Marcelo Ebrard Casaubón, jefe de gobierno del Distrito Federal, dijo que con las obras que se pusieron en funcionamiento se está dando una noticia extraordinaria para los 20 millones de habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México, porque ahora estamos en condiciones de cerrar las últimas compuertas para dejar prácticamente sin agua al Emisor Central, revisarlo y darle mantenimiento.

Es decir, explicó el mandatario capitalino, se va a poder entrar al Emisor Central y trabajar agrupados en diferentes frentes para inspeccionarlo y ver qué tipo de daños tiene para repararlo, porque si hubiese una falla se registraría una gran inundación en toda la Zona Metropolitana del Valle de México. Este tipo de revisiones, aclaró, no se han hecho en los últimos 15 años.

Manifestó que ahora se puede garantizar “que vamos a entrar al Emisor Central, que se van a hacer las reparaciones necesarias, que lo haremos cada año y que no tendremos ninguna gran inundación en nuestra ciudad, porque podremos, a partir de esta fecha, manejar hasta 50 metros cúbicos adicionales de aguas negras o de aguas que provengan de lluvia y podremos desalojarla de la Ciudad de México y de la zona conurbada del Estado de México, de manera que toda la población tenga seguridad y tranquilidad respecto a cómo estamos manejando las autoridades los riesgos principales”.

Agradeció al gobernador Peña Nieto su apoyo para “determinar las obras emergentes, votar con nosotros en el Comité Técnico para la aprobación de las obras, estar con nosotros en la propuesta que hizo el Distrito Federal para la coordinación de las obras y respaldar también la propuesta de que fueran obras de emergencia”.

Igualmente agradeció a la Comisión Nacional del Agua porque “finalmente aceptó varias de las propuestas que hicimos respecto a las obras, que fuesen de emergencia, y a que se utilizaran los recursos que el Distrito Federal aporta para financiar estas obras”.
Por su parte, José Luis Luege Tamargo, director general de la Conagua, recordó que durante 15 años el drenaje profundo operó de manera ininterrumpida y, por lo tanto, no había sido posible darle mantenimiento a dicha infraestructura.

Indicó que hay un compromiso de Felipe Calderón, por atender este problema y subrayó que existe un proyecto por 36 mil millones de pesos a realizarse a lo largo del sexenio, denominado Plan Hidráulico del Valle de México, que involucra a todos los estados del centro del país y a la iniciativa privada en acciones de abasto de agua potable y de drenaje.

Luege Tamargo explicó que el gobierno federal invertirá 2 mil 500 millones de pesos, ya aprobados por la Cámara de Diputados federal, para iniciar trabajos de construcción de un nuevo drenaje profundo denominado Túnel Emisor Oriente, obra magna que resolverá la problemática de inundaciones de la ciudad de México, ya que permitirá una salida alterna al Emisor Central, duplicando la capacidad de drenaje y posibilitando además la supervisión y rehabilitación de ambos túneles.

Finalmente, precisó que en el marco del Programa de Sustentabilidad Hídrica del Valle de México, es donde se contempla la edificación del citado Emisor Oriente, el cual no sólo permitirá dar salida a las aguas excedentes y garantizar el saneamiento del ciento por ciento de las aguas residuales en el Valle de México, sino también enviar al estado de Hidalgo, agua tratada de calidad para uso agrícola.

En el evento, estuvieron presentes también, el secretario general de Gobierno del estado de México, Humberto Benítez Treviño, y su homólogo del Distrito Federal, José Ángel Ávila Pérez, así como el alcalde de Ecatepec, José Luis Gutiérrez Cureño y funcionarios de los gobiernos mexiquense, capitalino y federal.

[img align=left]https://www.zumpangolandia.com/uploads/img47c4c53cf1b7d.jpg[/img]En San Salvador Atenco, Luís Manuel Rivera García, Coordinador de Obras Emergentes, dijo que adicionalmente a la puesta en marcha de los sistemas de bombeo Casa Colorada, de este municipio, y Canal de Sales, en Ecatepec, se efectúan los trabajos de rehabilitación de más de 100 compuertas en diferentes captaciones al sistema de drenaje profundo, desazolve de presas y lagunas de regulación, rectificación de bordos de los ríos de Los Remedios, Gran Canal y Dren General en la zona oriente.

Durante la gira de Trabajo, en la que Peña Nieto, Ebrard Casaubon y Luege Tamargo recorrieron las plantas, Rivera García dijo que el sistema de bombeo denominado Casa Colorada servirá para verter los excedentes de escurrimientos de lluvias intensas y conducirlas por el Dren del Valle de México y Río de los Remedios a la intersección a la laguna de regulación Casa Colorada, con capacidad para almacenar 5.5 millones de metros cúbicos.

Informó que al terminar la emergencia, las aguas residuales almacenadas se bombearán al Gran Canal, a la altura del kilómetro 18, y añadió que este sistema consta de nueve bombas que en su conjunto tendrán una capacidad para desalojar 20 metros cúbicos por segundo y en el cual se invirtieron mil 826 millones de pesos.

En el Canal de Sales, se construyeron tres cárcamos con rejillas y compuertas para evitar la entrada de basura, con una capacidad de bombeo de 10 metros cúbicos por segundo y una inversión de 22 millones de pesos, explicó Rivera García, y añadió que provisionalmente las aguas serán vertidas al canal de desagüe con bombas proporcionadas por la Conagua, pero en mayo se instalará equipo más potente.

En el inicio, en la planta de bombeo Vaso del Cristo, obra que tuvo una inversión de 69.5 millones de pesos, ambos mandatarios y el funcionario federal hicieron un recorrido y supervisaron los trabajos que se realizaron.

En el lugar, el coordinador de Obras Emergentes, explicó que tendrá una capacidad de 9 metros cúbicos por segundo y permitirá desalojar de manera rápida los caudales provenientes del Río Hondo, eliminar los problemas sanitarios y darle mantenimiento, durante el estiaje al Emisor Central, asimismo se evitará que incremente el volumen de agua hacia la confluencia del Gran Canal y el Río de los Remedios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba