Noticias Zumpango Anteriores

La IP boicoteó el paquete fiscal: Calderón.

Abordo del avión presidencial, 12 de noviembre.- De manera deliberada, el sector privado organizado del país erosionó las posibilidades de que se aprobara un mejor paquete fiscal, acusó el presidente Felipe Calderón.

El mandatario reprochó que el sector empresarial haya descalificado ampliamente la propuesta fiscal de su gobierno, independientemente de que coincidía en varias de las medidas, como la contribución del 2 por ciento al consumo etiquetado para el combate a la pobreza.

“La descalificación fue genérica, intensa, continua, y eso evidentemente debilitó las posibilidades de la contribución misma del combate a la pobreza, que era importante no sólo en términos recaudatorios sino para corregir en el sentido adecuado el problema fiscal”, aseveró.

Así, en el vuelo hacia Singapur —donde participará en el Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC) Singapur 2009— puso énfasis en que, de manera deliberada, el sector privado organizado en México debilitó mucho la posibilidad de un mejor paquete fiscal.

“Probablemente era indeseable que este debate se diera de manera tan intensa en la opinión pública, pero ciertamente no fue el gobierno quien inició esta polémica tan intensa y que erosionó mucho las posibilidades de un mejor paquete fiscal”.

De acuerdo con el Ejecutivo, hubiera sido más útil para todos que se hubiesen tenido niveles de diálogo y que se hubiese podido conciliar diferencias, y buscar coincidencias en un ámbito mucho más constructivo que el hacerlo, como lo escogió el sector privado, en el ámbito de la opinión pública y de manera muy intensa.

Consideró que el sector empresarial se incomodó “enormemente” porque su gobierno propuso al Congreso de la Unión poner límites a la consolidación fiscal, figura mediante la cual durante muchos años las empresas han realizado ingenierías fiscales que les permiten pagar mucho menos impuestos de los que debieran pagar.

En ese sentido, indicó que el gobierno fue respetuoso de la libertad de que los empresarios expresaran su inconformidad, por lo que él simplemente hizo referencia al tema ante la necesidad de que la opinión pública conociera la situación.

Con la propuesta de paquete fiscal para 2010, el jefe del Ejecutivo federal buscaba que el esfuerzo fiscal se hiciera entre todos los sectores de la sociedad y, particularmente, quienes más tienen ingresos.

En busca de acuerdos

Planteó, finalmente, la importante necesidad de que de ahora en adelante nos concentremos no sólo en armar un buen paquete fiscal, sino también verdaderamente construir un acuerdo para tomar decisiones de fondo para que la economía crezca más rápido y genere muchos más empleos.

“Mi gobierno, sin embargo, está abierto a dialogar con los empresarios y todos los sectores productivos del país, para seguir buscando un régimen fiscal que, al mismo tiempo, corrija el grave problema de baja recaudación que sufren las finanzas públicas”, expresó.

De igual manera, agregó que su administración tiene la disponibilidad de alcanzar acuerdos para generar un esquema tributario que propicie la productividad del sector productivo y que además permita que ese beneficio llegue a todos los contribuyentes.

El presidente Calderón reconoce que el problema fiscal que enfrenta el país es el más grave que se haya registrado probablemente en medio siglo.

Por lo tanto, indicó que si la propuesta gubernamental hubiera sido irresponsable, de inmediato hubiera habido una baja en la calificación crediticia del país, una pérdida de confianza de los inversionistas, inestabilidad macroeconómica y, consecuentemente, menos flujo de inversión y el riesgo de salida de capitales del país.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar