Noticias Zumpango Anteriores

Enrique Peña Nieto participa en la séptima edición de México Cumbre de Negocios en Monterrey.

Monterrey, Estado de Nuevo León
Miércoles 10 de noviembre de 2009.

“Si hay proyectos, no veo razón para no darles impulso”, sentenció el gobernador Enrique Peña Nieto, luego de hacer un llamado para desterrar apreciaciones de orden partidario cuando en la definición de obras de infraestructura se trata.

Ante líderes empresariales reunidos en la séptima edición de México Cumbre de Negocios, el mandatario mexiquense dijo que “hoy, de lo que estamos ávidos y necesitados es de tener definición en proyectos y darles impulso a través de la inyección de recursos”.

Al participar en el panel Combatir la recesión a través del desarrollo de infraestructura, el gobernador resaltó que sería posible detonar una mayor infraestructura en nuestro país –que perdió 8 posiciones en los últimos 3 años al pasar del lugar número 61 al 69 en materia de competitividad- si se logra genera un clima de confianza entre los gobiernos, así como una mayor corresponsabilidad y colaboración institucional. Al respecto, expuso la experiencia del Gobierno del Estado de México, quien desde el inicio de su administración ha fortalecido sus capacidades institucionales para desarrollar con éxito grandes proyectos de infraestructura, que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Se refirió a tres acciones concretas que han favorecido esos proyectos: fomentar la colaboración y la corresponsabilidad entre los distintos gobiernos; mantener finanzas públicas sanas, orientando mayores recursos a inversión pública; y generar incentivos y confianza entre los inversionistas privados.

Ante Miguel Alemán Velasco, presidente de México Cumbre de Negocios que en esta ocasión aborda el tema Más allá de la Crisis: Creando una Visión para una nueva Era, Peña Nieto manifestó que la entidad se ha beneficiado de las bondades contracíclicas de la infraestructura, al contar con una visión estratégica, un adecuado proceso de ejecución y un importante compromiso con el desarrollo de su infraestructura, lo que a su vez ha generado empleos en el corto plazo y mejores condiciones de competitividad internacional en el largo plazo.

El gobernador precisó que para que la iniciativa privada financie proyectos de infraestructura es de vital importancia tener un marco jurídico que le dé certidumbre y confianza a los inversionistas, legislación que desafortunadamente no todas las entidades cuentan. “Para que los inversionistas privados decidan invertir en un proyecto de orden público, requiere de garantías y de certidumbre jurídica, y esa es justamente la legislación de la que estamos hablando; ojalá y todas las entidades tuvieran un marco regulatorio que propiciaran mayor participación del sector privado, pero no la hay”, dijo al respaldar una ley federal que respalde proyectos de esa índole, que no estaría reñida con leyes regionales.

Al recordar que, en la medición de infraestructura México se ubica en la posición número 7 en América Latina, por debajo de países como Brasil, Panamá, Chile o Costa Rica, señaló que estas estadísticas dadas a conocer por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, demuestran que, “lo cierto es que hay asignaturas de la infraestructura que realmente nos colocan en una condición de gran rezago”.

¿Cómo hacerle para generar una mayor infraestructura?, cuestionó Peña Nieto, quien estuvo acompañado en el evento por Carolina Monroy Del Mazo, secretaria de Desarrollo Económico de la entidad.

Lo primero –aclaró- es tener a los gobiernos en la sincronía de acción a partir de tener claridad en los proyectos de infraestructura a desarrollar, porque si en un ambiente de crisis, no se logra que los recursos que se destinen para infraestructura, se apliquen de manera inmediata, esto solamente genera mayor rezago.

Y segundo, precisó, es invertir mayores recursos en la materia ya que a pesar de que nuestro país invertirá el 4.5 por ciento de su Producto Interno Bruto en infraestructura este año, este presupuesto no es suficiente para detonar los proyectos.

El titular del Ejecutivo estatal destacó que para que se cristalicen los proyectos de infraestructura que tienen los estados, es necesario que se revisen las condiciones administrativas, particularmente las del gobierno federal, “donde se ha vuelto verdaderamente tortuoso y se ha obstaculizado el ejercicio de los recursos públicos.”

Dijo que los gobiernos estatales, a su vez, están obligados a actuar con mayor eficacia en el ejercicio de los recursos que se destinen para proyectos de infraestructura. “Sí con transparencia, sí con eficiencia, pero, sobre todo, una mayor eficacia para que los proyectos que se definan, se lleven a cabo”, aclaró.

Por último, el gobernador informó que el Gobierno del Estado de México ha invertido en lo que va de la presente administración más de 57 mil millones de pesos en infraestructura, y al final de su gestión, entre inversiones públicas (41.5%) y privadas (58.5%), se canalizarán más de 124 mil millones de pesos a este rubro, al ser el sector comunicaciones el de mayor destino de los mismos con el 84% del total.

El panel estuvo moderado por Carlos Eduardo Represas, presidente del Consejo de Administración de Grupo Nestlé México y participaron, además del gobernador, Federico Patiño, director de Banca de Inversión y delegado de Fonadin; Manuel Gómez-Daza Rangel, presidente GD Infraestructura, México; Carlos García Fernández, presidente de la Asociación Nacional de Productos de Autobuses, Camiones y Tractocamiones A.C. México; y Oscar Peña, director general de Dell México.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba